sábado, 22 de marzo de 2014

Campo de amapolas

¡Ha llegado la primavera! En la Escuela de Claudia nos han pedido colaborar para decorar la clase, así que tras mucho pensar nos decidimos por hacer un campo de amapolas entre las tres. Teníamos que buscar algo fácil y en lo que pudiese colaborar la peque de la casa (a veces los papás perdemos un poco el norte y hacemos trabajos solo nosotros, como si nos fueran a poner nota, y olvidamos que el fin último es pasar un ratito agradable con los peques)

¿Qué necesitamos para hacer nuestro campo?
Botellas de plástico, pintura de dedos, un palo,  pegamento y una lámina de cartón pluma o similar para pegarlo todo.
¿Fácil, no?

Lo primero es cortar la parte de abajo de las botellas, mejor de distinto tamaño, y esas serán nuestras flores


Las pintamos por dentro con pintura roja y amarilla...





Una vez que ya tenemos las amapolas preparadas las pegamos sobre una base, la nuestra era cartón pluma, y terminamos el paisaje con pintura verde y un palito que cogimos del parque...







¿Os gusta? Una forma fácil de hacer algo diferente, divertido y en familia... ¿qué más se puede pedir?


2 comentarios:

  1. Pero qué bonito y colorido, seguro que las niñas disfrutaron mucho!!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, en breve será publicado